¡Suscríbete al blog! Todas las canciones de los lunes en tu Spotify

jueves, marzo 20, 2008

Edward Norton

Hace mucho tiempo que no hablo de conspiranoia en el blog ¿He sucumbido ante las insistentes amenazas de George Lucas? ¿Val Kilmer se ha mudado al edificio de enfrente? ¿Está Hugh Jackman siguiendome por la calle?

La respuesta es NO. Simplemente no tenía información sobre ningún ser del mal... Pero por fin he recopilado información sobre uno de ellos: Edward Norton.

Y me diréis: "Pero bobón ¿Cómo va a ser malo Edward Nortón?" Es que sólo el ojo entrenado ve las señales donde están. Hoy en primicia, y poniendo en riesgo mi propia vida, voy a desvelaros... LA PERTURBAD... Perdón... LA ESPELUZNANTE HISTORIA DE EDWARD NORTON

Edward Norton siempre fue muy exigente consigo mismo, hasta tal punto que, con 7 años, le preguntó a su profesora de teatro qué sentimientos debía inundar a un actor cuando estaba sobre el escenario. Desde muy jovenzuelo supo que se quería dedicar a la interpretación y estuvo actuando en algunos teatros off-broadway un tiempo hasta que se presentó al casting para el papel de Aaron Stampler en "Las dos caras de la verdad". No le conocía ni dios y el papel ya estaba apalabrado con Leonardo DeCaprio, pero la interpretación de Norton fue tan buena que decidieron darle el papel a él ¿Por qué ese cambio de actor? Porque John Williams se había fijado en él.

John Williams había seguido su carrera a espaldas de todo el mundo y sabía que el chico tenía talento y midiclorianos, así que luchó contra George Lucas con ayuda de James Cameron para echar a Leonardo DiCaprio de su puesto.

El final, después de un combate épico en mitad de un castillo que era derruido por los rayos, lograron quitar a DiCaprio, que terminó un año después protagonizando Titanic, intentando corromper a James Cameron (Hasta hace poco no se ha recuperado, y no ha podido dirigir nada desde entonces hasta Alita). El papel de "Las dos caras de la verdad" fue a parar a Edward Norton y fue nominado al óscar por él (Y se lo merecía).

Desde entonces, George Lucas intentó corromperle para que se pasara al lado Oscuro y John Williams decidió utilizarle para tener un agente doble dentro de la institución del tito Lucas y así destruirla desde dentro... Fue un error fatal.

Al poco tiempo, la madre de Edward Norton murió de cáncer de pulmón (Era una fumadora empedernida) y el actor, como buen agente del bien, decidió dar integramente el sueldo de sus dos siguientes películas a una instituación contra el cáncer de pulmón, y pidió que se modificara el papel de su personaje en Rounders para que estuviera en contra del tabaco. John Williams estaba orgulloso de él... Su perdición.

En el 2000, Edward Norton dirigió su primera película, llamada "Keeping the faith" sobre un cura que ve como se derrumba su fe al enamorarse de una amiga... ¿Veis el simile? Era un movimiento sutil para que George Lucas creyera que él quería entrar en su Institución del Mal. Pero el tito Lucas es demasiado inteligente y no cayó en la treta. Lo que hizo fue hablar con Ben Stiller, co-protagonista del film, para que luchara a su lado. Ben Stiller es claramente un agente del bien y hasta el día de hoy no están claras las razones por las que tomó esta decisión: Ayudó a George Lucas.

Ben Stiller le susurró al oído a Edward Norton y le dije: "Si quieres dirigir bien, debes aprender a montar videos primero". Dicho y hecho. Edward Norton quiso tomar las riendas del proyecto en que se encontraba en ese momento: American History X y se metió en la sala de montaje sin el consentimiento de Tony Kaye, el director.

John Williams vio lo que estaba pasando y tomó cartas en el asunto. Habló con Tony Kaye para que se negara a aceptar el montaje de Edward Norton, pues sabía que era una treta de George Lucas para corromper a Norton. Tony Kaye fue a los productores hecho una furia, pues Edward Norton había montado la película DE FORMA LINEAL, negando la doble narrativa en blanco y negro y color... Tony Kaye decidió quitar su nombre del proyecto y cambiarlo por Alan Smithee (Este nombre es un pseudónimo famoso que utilizan los directores que no quieren que su nombre quede mezclado con esa película. Normalmente se hace cuando están REALMENTE descontentos con la película). Al final los productores cedieron ante la presión de John Williams y dejaron que Tony Kaye volviera a montar la película a su gusto.

Pero Edward Norton ya había probado las mieles del odio, y Edward Furlong no pudo hacer nada por detenerlo (Y eso que James Cameron le instruyó en Terminator 2) y su carrera entró en un largo y rápido declive. Edward Norton dirigió su película que no tuvo mucho éxito (En parte porque era horrible, en parte por los esfuerzos de John Williams).

Edward Norton participó en pocas películas hasta que conoció a Salma Hayek, que fue su perdición final. Edward Norton produjo (Por debajo de la mesa, no sale acreditado) una película para que Salma Hayek ganara un Óscar, Frida. A cambio, Salma Hayek hizo algo que en mi pueblo se llama "Prostitución legal" y se lo folló. Por quedar bien, Edward Norton le pidió matrimonio, pero George Lucas quería que Salma Hayez tuviera un hijo con Val Kilmer El hijo del anticristo sólo lo podría llevar las caderas de Salma Hayek), así que, sirviendo a su maestro, Salma Hayek contrató a un investigador privado para que buscara pruebas de que Edward Norton es mala persona. George Lucas le indució un trance al actor, que acabó viendo un espectáculo de Strip-tease sin querer y el investigador le sacó fotos. Así acabó el romance de Salma y Ed...

Edward Norton, destrozado, volvió a John Williams, que le acogió con los brazos abiertos. Después de eso, George Lucas intentó recuperarlo, tentándolo para hacer películas de bajísima calidad como Daredevil o The Italian Job (Esta última la hizo, pero de la otra se libró diciendo que "No quería estar 3 horas en un molde para hacer el traje"). La vuelta al redíl se vió culminada con La Última Noche, peliculón de Spike Lee, donde protagoniza
una de las mejores escenas de la historia reciente del cine, que a la vez es una declaración de intenciones contra George Lucas. Después de eso estuvo un par de años en Broadway, interpretando una obra llamada "Burn this" junto a Catherine Keener, protagonista de Como ser John Malkovich.

Pero todo da igual, porque ya había probado las mieles del dolor y el odio sin límites. Acabó produciendo y protagonizando una película dirigida por un grupo de estudiantes como proyecto final de carrera. Su intención era, en principio, enseñarles a no ser como George Lucas, pero "Down in the valley" era una argucia del Mal. Edward Norton se involucró hasta tal punto en el proyecto que terminó él mismo el montaje final, pasando de lo que decían los pupilos. La película tuvo buenas críticas (Aunque en España se estrenó directamente en DVD) y las ansias de hacer el mal afloraron en Edward Norton. Participó en algunas películas más, hasta que le ofrecieron hacer The Incredible Hulk... Y esta vez aceptó.

Como suele hacer, Edward Norton se involucró del todo en el proyecto y quiso tomar control de él. Ha reescrito parte del guión, ha puesto dinero para mejorar la película y ha dado órdenes al director... Ahora la película está en fase de montaje y Edward Norton ha montado en cólera porque no le dejan montar como él quiere. La historia se repite, George Lucas ha ganado...

Encima Edward Norton prepara su nueva película "Motherless Brooklyn" y un documental sobre el candidato a ser candidato a la presidencia Barack Obama. Se supone que el documental será objetivo, pero... ¿Será una excusa para acercarse lo suficiente para que George Lucas pueda dominarlo con su papada maligna?

Pronto lo sabremos...

5 comentarios:

Thor dijo...

Lo peor es que me lo creo. ¿Estare enfermo?

Th0r, the fury of your maker hand.

Álvaro Loman dijo...

Thor: Si te lo crees es porque es cierto... ¡Confía en tu instinto!

Marina dijo...

Norton es guay... Y si se corrompe es porque en el fondo me ama. He dicho.

Sandman dijo...

Tu tas tonto...

_lenee_ dijo...

tu no tienes ni idea de quien es Edward Norton.