¡Suscríbete al blog! Todas las canciones de los lunes en tu Spotify

miércoles, octubre 22, 2008

En tiempos de guerra

Un campo de batalla, con sonidos de disparos, trincheras y demás parafernalia bélica. De repente, un estallido surge del cielo y una enorme ficha de Tetris se empotra contra el suelo.

Aparecen dos soldados, Álvaro y Loman, corriendo hacia la ficha.

- ¡Malditos compiladores cruzados! - Se lamenta Loman - Siempre caen cuando menos te lo esperas.
- Debemos desconectarlo o moriremos. - Apremia Álvaro.
- Mierda, no lo entiendo De B a P en P, ¿Qué hago? ¡¡Maldita sea!!
- ¿Todavía tienes ese intérprete, verdad?
- Sí, el de P en 11.
- ¡Rápido, utilízalo!

Álvaro inserta el intérprete y la ficha de Tetris se apaga con un BIP y pierde su iluminación.

- ¡Sí, lo conseguimos! - Se alegra Álvaro.
- ¡¡Semos los mejores!! Volvamos a la base.

Álvaro y Loman vuelven con la conciencia tranquila. Llevan seis años en guerra, pero parece que la lucha está llegando a su fin. Caminan hacia la base, con la seguridad de haber barrido gran parte del enemigo. Pero justo antes de llegar al cuartel, Loman cae desmayado al suelo.

- ¡Loman! ¿Qué pasa? - Loman no contesta - ¡¡Sanitario!!

Con un hilo de voz, Loman dice:

- Make me be...

Y sonríe a Álvaro, que se ríe aliviado.

- ¿Estás bien?
- Creo... creo que sí. Es más, creo que estoy mejor que nunca.
- ¿Qué ha pasado? - Pregunta Álvaro, todavía en guardia.
- Es extraño... Creo que ahora lo veo todo más claro.
- ¿Por fin entendiste Buses y Periféricos?
- ¡No, claro que no! - Le rebate Loman - Es más... cómo si supiera como llenar cualquier hoja en blanco.
- ¿Ein?

Un sanitario llega corriendo.

- ¿Me llamaban?
- No, no. Todo está bien, pero... ¡Loman!

Loman se vuelve a desplomar, per esta vez convulsionando sin perder el conocimiento.

- ¡¡Álvaro!! ¡¡¡Ayuda!!!
- ¿Qué coño pasa? - El sanitario y Álvaro se agachan a su lado.

Loman abre mucho los ojos.

- Los hipopótamos no pueden pilotar naves porque no tienen pulgares, así que firman una alianza con los roedores galácticos, para que ellos piloten sus naves. - Delira Loman.
- Oh, no. - Álvaro tiembla de miedo.
- ¿Qué pasa? ¿Qué está diciendo? - Pregunta el sanitario.
- Los escalones se niegan a ser pisoteados y montan una revuelta, por lo que lo ascensores doblan su trabajo y sueldo y la economía se va a pique, siendo suplantada por los ganchitos de queso.
- Creo... Creo que está teniendo un estallido creativo.
- ¿Eso es malo?
- Ya lo creo... Ahora no pensará en otra cosa que en crear. - Álvaro abofetea a Loman - ¡Reacciona! Debes volver, tenemos una guerra que ganar. Hemos dejado a muchos hombres buenos detrás ¡¡Hazlo por ellos!!
- Una mujer se enamora de su pie izquierdo, pero tiene un accidente y tiene que enyesarlo. Como no puede verlo por el yeso, se suicida.
- Maldita sea, cada vez está peor...
- Le pondré 3 mililitros de adrenalina. - El sanitario busca en su maletín.
- ¡¡Que sean 6!!
- Un ejército de galletas zombie toma el coliseo por la fuerza e invoca un ente pandimensional adverso esquizoide.

El sanitario coge una jeringuilla y se la clava a Loman directamente en el corazón.

- ¡¡¡AAARRRGGHH!!! - Loman se levanta de golpe por la adrenalina.
- ¿Me oyes? - Álvaro le agarra por la pechera, preocupado.
- Sí... Sí, te oigo.
- ¡¡Te ha dado un ataque creativo, Loman!!
- Lo sé, me está llamando. He de volver...
- ¡¡No lo hagas!! La guerra está a punto de acabar ¡¡Te necesitamos aquí!!
- Sabía que no tenía que ir al curso de cómic ayer... Conocí a gente muy interesante... Gente dispuesta a dibujar lo que pueda escribir...
- ¡¡Malditos sectarios sorbealmas!! - Álvaro levanta el puño, en señal de desafío a un ser indeterminado. - Estabas centrado, la lucha se estaba terminando ¡No puedes irte ahora!
- Dile... Dile a Reysant que la quiero.
- ¿Qué? ¿Otra vez con eso? ¿Pero tú no aprendes?
- No, no. No de ese tipo de... del tipo del cariño, leñe. Que tú se lo digas, que ella lo entenderá.
- Vale, yo se lo digo cuando la vea.
- No, no... Tú debes decir "No, se lo dirás tú mismo".
- No... No... No, no, no.
- ¿"No" qué? - Pregunta el sanitario.

Álvaro se levanta, señalando a Loman acusadoramente.

- ¡¡Te estás suicidando!!
- ¿Cómo? - El sanitario no entiende nada.
- ¡¡No te puedes ir!! Queda poco, después podrás seguir con lo que sea.
- ¿Cómo que se está suicidando?
- Está... Estamos en la guerra, y está diciendo las palabras clave.

Loman saca un papel y empieza a escribir efusivamente.

- ¿Qué haces?
- Dale esta carta a mis padres. - Dice Loman, tendiendo los garabatos del papel a Álvaro y escupiendo un poco de sangre.
- ¡Mierda! Trae esa carta, ahora mismo la mando ¡Correo urgente! ¡¡Esta carta llega por mis santos cojones!!
- No, Álvaro, debes decir "No, la entregarás tú mis...
- ¡Y un huevo! Esto se manda y tus padres se lo leen encantado. Es más... - Álvaro, desesperado, saca el móvil - ¡Voy a llamar a Reysant! Se lo digo y ya está ¡Tú no te me mueras!
- Álvaro...
- Tú tranquilo, que la carta llega. En el primer avión, zumbando para allá que va...
- Álvaro... te perdono.
- ¿Perdonarme? ¿Por qué? ¿Qué te he hecho yo a t... - En ese momento, entiende la treta - No, no, no, no ¡No te perdono! ¡¡Te jodes!!
- coff, coff - Loman vomita algo más de sangre con la tos.
- Tú no te me mueres hoy, cabrón... Espera... Eso tampoco puedo decirlo... ¡Tú te mueres como que Dios es Cristo!
- Álvaro... Huye, yo... les... entretendré...
- NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Loman yace en los brazos de Álvaro, muerto. El sanitario mira el reloj.

- Hora de la muerte...
- ¡No! No se lo ha llevado la muerte... Ha sido el arte.

Y así, Loman se dejó llevar por sus impulsos creativos mientras dejó a Álvaro al cargo de la carrera universitaria.

Taluego!

PD: Y a medianoche, segunda entrega de "magia"...

5 comentarios:

Lobo dijo...

ordenadores intergalacticos rezan a entidades ultra dimensionales en realidades de cuántica divina, mientras larvas de consciencias globales rezuman sustancias sicotropicas, que yonkis de la estratosfera se pinchan para llenar vacíos personales...

... porque el helado no tiene huesos.

Álvaro Loman dijo...

Lobo: Te lo digo por última vez ¡Deja de leer a Grant Morrison!

Padre Esperanza dijo...

Alvaro adquiere una compleja identidad que le obligara a ser esquizoide, al mismo tiempo empezara a salir con una chica australiana experta en psicologia y un castor afarensis, sin que ninguno de los dos sepa del otro. Llevando una doble vida enloquecera y morira joven, eso si , habra dejado un legado digno de ser recordado, los montoncitos de libros arquitectonicos pantagruelicos y el rincon de su cuarto donde cualquiera que se quede dormido perdera la oportunidad de llevar una vida sencilla. La peor maldicion imaginable.

Sandman dijo...

...PERO QUE COJONES DECIS MANADA DE CABRONES?

Gracias a vosotros tendre dolor de cabeza un mes entero, muchas gracias ¬¬ .

Álvaro Loman dijo...

Padre Esperanza: Mira que te tengo dicho que tengas cuidado con los spoilers en los comentarios, tío...

Sandman: De nada :-)