¡Suscríbete al blog! Todas las canciones de los lunes en tu Spotify

lunes, enero 08, 2007

Neal Purvis & Robert Wade

Para empezar ¡Gracias a todos los que me regalasteis en mi cumpleaños! Me encantó el Lego del dragón (Jurl, jurl. LEGO y dragón junto ¿Qué más quieres?), el cómic de Los 300 ("OUR ARROWS WILL BLOW OUT THE SUN!!" "Then we fight in the shade") y la novela de GoldenEye (Gracias, Jose XD).

Pero llevo mucho tiempo aplanzando esto, y es hora de afrontar mi destino. Es hora de hablar de los guionistas de Die Another Day.

Neal Purvis y Robert Wade tuvieron unas infancias difíciles. Robert Wade nació en la sala de cine donde se proyectaba James Bond contra el Dr No, durante los
créditos iniciales, y eso lo marcó de por vida. En el colegio se reían de él porque cuando su madre le daba la leche Pascual (¡Con chocolate!), él la pedía "agitada, no mezclada". Pero Robert se mantuvo a salvo de las burlas y, en secreto, adoraba a Sean Connery mientras abrazaba a sus dos ositos de peluche "Desde Rusia" y "Con Amor". Pero cuando se estrenó 007 al servicio de su majestad con George Lazenby en vez de Sean Connery, entró en crisis y asesinó al nuevo James Bond antes de ser reducido por las fuerzas especiales. Para tapar todo el escándalo, el padre de Robert Wade se prestó a la cirugía estética y suplantó la identidad de George Lazenby hasta el día de hoy (Por supuesto, él sigue negándolo). Robert Wade fue internado en un psiquíatrico donde se encontró con Daniel Craig y Adrien Brody, donde éste último murió en circunstancias extrañas.

A Neal Purvis no le fue mucho mejor. Su padre fue el residuo radiactivo que dejó el hechizo de George Lucas cuando lanzó el hechizo a Sean Connery (Que se retrotrajo en el tiempo y volvió a 1961 para escapar de James Cameron). Al poco tiempo de nacer Neal Purvis, se estrenó la primera película de James Bond, y su padre entró en shock al ver de nuevo a Sean Connery. Su locura le llevó a llenar el cochecito de bebé de Neal Purvis con gadgets del tipo lanza-pañales atómicos ó ejector de chupetes. Neal Purvis no se comió ni una sola chocolatina durante su infancia porque ahorraba hasta el último céntimo que la daban sus padres para comprarse un Aston Martin. Con el paso de los años consiguió dinero suficiente para comprarse el coche, pero al abrir la guantera y no ver ningún botón para activar gadgets se cogió una depresión de caballo y fue ingresado en la misma insitución que Robert Wade.

Los exégetas (Siempre había querido decir esta palabra, dedicado a los Pasajes de la Historia de La Rosa de los Vientos :D) dicen que se conocieron los dos guionistas en la sala de televisión, ya que se reunían allí para ver Remington Stelee. En ese momento se hicieron grandísimos amigos, y aunque ocurrían asesinatos extraños durante su estancia, nunca se pudo demostrar que fueron ellos, aunque los exégetas (Sí, sí ¡Otra vez!) establecen que fueron los responsables de la desaparición de Bruce Willis y de un loco que jugaba solo al 4 en Raya mientras repetía secuencias numéricas una y otra vez (Y que no les dejaba verla tele por el ruido que hacía).

Y en 1991 consiguieron salir del manicomio. Lo primero que hicieron fue escribir un guión para una película de James Bond, pero como les salió soso, añadieron un secundario cómico que acompañaba al agente secreto en todo momento: Un pingüino. La productora (Incomprensiblemente) rechazó el guión. Así que, para vengarse, hicieron un guión que era todo lo contrario. Una historia de gangsters. Esta idea si cuajó, porque Hans Zimmer les estaba vigilando de cerca. Habló con Michael Kamen para que hiciera la música de la película, pero antes le contagió de un virus mortal, pero educado para que sólo matara a Michael Kamen, Neal Purvis y Robert Wade (Era el virus de la tercera temporada de 24, muy educadito). El virus tardó en hacer efecto, pero mató una década más tarde a Michael Kamen, aunque los otros dos, por su entrenamiento al ver películas de James Bond, consiguieron sobrevivir.

La película pasó sin pena ni gloria, pero en 1997 vino su verdadera oportunidad. El escritor de GoldenEye, Bruce Feirstein estaba bloqueado con el guión de la siguiente película, Tomorrow Never Dies. La escena que no sabía completar era en la que James Bond lucha a muerte con un enemigo en la cabina del avión mientras otro avión le persigue para derribarle. La escena era un picado rapidísimo porque James Bond no podía conducir, pero al guionista no se le ocurría una forma de completar la escena. Neal Purvis le dio la idea "Fácil. Que pilote con las rodillas". La película pudo ser rodada gracias a ellos y el propio Bruce Feirstein recomendó a estos dos para que hicieran el guión de la siguiente: The World Is Not Enough (T.W.I.N.E.). Con esta película sacaron toda su artillería pesada con frases como "¿Sabes lo que le pasa a los cerdos cuando se les estrangula?" o el paracaídas en forma de pelota. La lancha motora que arranca fuera del agua también fue una de sus grandes invenciones, junto a la lesbiana que se folla a James Bond. Aunque sin duda su mejor invención fue el enemigo que tiene alojada una bala en el cerebro y va perdiendo poco a poco los 5 sentidos, así que se cabrea e intenta destruir el mundo.

La película fue todo un éxito (Por supuesto...), así que Neal Purvis y Robert Wade aprovecharon para desenpolvar el guión de James Bond y el pingüino, les cambiaron los nombres y la época (Ahora se llaman Plunkett y Macleane, y transcurre en el siglo 18). Por razones de presupuesto se cambió el pingüino por un humano, a pesar de las quejas de los guionistas.

Pero estas dos personas siguieron haciendo películas de James Bond, cada vez mejores. Siguieron con Die Another Day, donde James Bond desafía las leyes de la física y la lógica. Con esta películas aprendemos unas valiosísimas cuestiones:
  • Si eres el dentista de un asiático megalómano, no le des consejos nutricionales o te meterá en un saco de boxeo hasta que te mate a patadas.
  • Los Hovercrafts pasan por encima de un campo de minas y no las activan.
  • Los árboles de 7 centímetros de grosor atraen a las balas y pueden ser utilizados como escudo.
  • El veneno de escorpión es una forma estandarizada de tortura en China.
  • Si algún día vas en coche por el hielo y vuelcas, ejecta el asiento del copiloto y darás la vuelta al coche.
  • El mejor lugar para poner una base desde la que manejar un satélite destructor de mundos es un avión comercial.
  • La mejor forma de manejar un satélite destructor de mundos es con un traje de metal.
  • Los aviones tienen escalinatas dobles como en Matrix Reloaded.
  • Que un rayo destruya mundos no significa que destruya aviones.
  • Los helicopteros pueden despegar en caída libre.
  • Etc...

Por supuesto, la película fue un éxito de taquilla y se metieron con el guión de la siguiente película, titulado provisionalmente "James Bond y su compañero que, esta vez sí, no es un pingüino", aunque posiblemente la reconozcáis por su famoso acrónimo "J.B.Y.S.C.E.V.S.N.E.U.P." (Tiene gancho ¿Eh?). El guión, por alguna alocada razón, no gustó. Pero ellos no se rindieron e intentaron vender el guión, que al final se llamó Jonnhy English, con Rowan Atkinson como James Bond, aunque no consiguieron la franquicia oficial y tuvieron que cambiarle el nombre.

El tiempo pasó y, después de sacar dos películas poco conocidas (Una de ellas sobre los Rolling Stones llamada Stoned, que significa, literalmente, pedrao.), volvieron a la carga con la nueva película de James Bond. Pero esta vez los productores querían a Paul Haggis como guionista (Quedaron sobrecogidos por el capítulo de Walker, Ranger de Texas que él guionizó donde Chuck Norris utiliza la lógica antes de dar una patada), así que les contrataron a los tres a la vez.

Paul Haggis era el guionista jefe, pero existen grabaciones que demuestran que Neal Purvis y Robert Wade aportaron las mejores ideas del film. Os transcribo unas cuantas para demostrarlo:

Paul Haggis: (Mientras escribe el guión) Bien. El negro de la cara quemada sigue corriendo y atraviesa un agujero diminuto de la pared para llegar al otro lado y entonces James Bond (Llaman a la puerta). Esperad, voy a abrir (Paul Haggis se levanta y sale de la habitación).

Robert Wade: (Sigue escribiendo) ...y entonces James Bond ¡Atraviesa la pared!

//--------------------------------------------

P.H.: (Mientras escribe el guión) En mitad de la persecución en el aeropuerto, pasa un avión volando bajo y los coches de policía que les persiguen (Se vuelan un papeles) ¡Mierda! Espera, que voy a recogerlos (Se levanta a cerrar la ventana y sale al pasillo a recoger los papeles.

Neal Purvis: (Sigue escribiendo) ...los coches de policía ¡Salen volando por la fuerza de la turbina!

//---------------------------------------

P.H.: (Mientras escribe el guión) James Bond les persigue en el coche, cuando de repente ve atada en el suelo delante del coche a Vesper. No le da tiempo a reaccionar así que gira bruscamente y (Se levanta corriendo). Lo siento, pero me estoy meando. Ahora vuelvo.

N.P.: (Sigue escribiendo) ... gira brucamente y ¡¡Da 35 vueltas de campana con el coche!!

//----------------------------------------

P.H.: (Mientras escribe el guión) James Bond sigue persiguiendoles por Venecia, pero de repente los malos se meten en un edificio, así que James Bond (Se levanta y saca un cigarrillo) Uff, tengo el mono. Me salgo afuera a fumar un cigarrillo.

R.W.: (Sigue escribiendo): ... así que James Bond ¡Hunde el edificio!

N.P.: Joé, pedazo de peliculón nos va a salir. Si no fuera por nosotros, sale un truño que te cagas.

R.W.: Sí, tío. Oye ¿Cómo se puede cargar al malo final?

N.P.: Hmmm ¡Ya está! Que le clave un clavo en el ojo.

R.W.: ¡¡TOPE GUAY!!

Y así, Neal Purvis y Robert Wade entran en la historia.

PD: Creo que se entiende, pero los hechos narrados no han sido comprobados por ningún exégeta y son BASTANTE improbables, por no decir que son imposibles (Aunque quizás lo del padre de Neil Purvis sea cierto... Quien sabe)

PD2: En este post hay una burrada de guiños frikis, a ver quien los encuentra todos.

1 comentario:

Thor dijo...

eh... un momento, he buscado esa palabra en el diccionario de la Rae y no aparecia ¬¬

El post genial, no ha perdido ni un apice de gracia (ni de realismo xDDDD) desde ke nos los contaste en persona ^^

Th0r, the fury of your maker hand.