¡Suscríbete al blog! Todas las canciones de los lunes en tu Spotify

sábado, marzo 08, 2008

OHHHHHHH, QUE MONO!!!!!! (Y variantes)

Este mensaje lo posteé hace cosa de 6 años en un grupo del MSN. Es una crítica algo (Muy) machista sobre la típica frase que dicen las tías "Ohhh, que mono". Hace tiempo que quería recuperar este documento porque siempre me hizo mucha gracia y hoy me ha llegado un mensaje de Hotmail diciendo que el grupo se va a borrar porque lleva 90 días sin actividad (Lo cuál es falso, ya que lleva unos 2 años sin actividad :S) y he decidido recuperar este mensaje.

Si alguien se molesta por el machismo palpable en este mensaje... no me extraña. Lo he estado releyendo y tiene algunos chistes dignos del farmacéutico (El Barney Stinton español). Pero que conste en acta que:

a) Era joven.
b) No sabía lo que hacía.
c) Me obligó un hombre cojo y manco.
d) Hay que darle tanta credibilidad a estas opiniones como las que suelta Peter Griffin en Padre de Familia (Cero, por si acaso alguien no lo ha pillado).

------------------------------

OHHHHHHH, QUE MONO!!!!!! (Y variantes)


Esta frase, tan oída por todos, es un gran misterio de la humanidad ¿Qué significa? ¿Para que situaciones se usa? ¿Tiene poder sobre las personas? ¿Es un sustituto a la falta de cerebro femenina? (Siento los chistes machistas pero yo no me fío de algo que sangre durante 5 días y no se muera) Todas estas preguntas y algunas menos serán contestadas en breve:

Según arduas investigaciones de mi equipo científico he podido determinar que el significado concreto de esta frase varía según la persona que lo diga. Me explico: Si le preguntas a una chica que escucha Operación Triunfo te responderá que es una necesidad biológica. Es cómo a nosotros, cuando nos dicen “¡¡Mira, mira!! ¡Una tía güena!” nosotros automáticamente nos tocamos el paquete. Pues ellas lo mismo, si les hablas de un niño de 5 años simpático (Da igual en que contexto, es lo mismo decir “Mi primo es un niño de 5 años simpático” que “En Afganistán han asesinado y mutilado a un niño de 5 años simpático”, el resultado será el mismo) tendrán la necesidad imperiosa de decir “Ohhhhhh, que mono” mientras salivan involuntariamente.

En cambio, si le preguntas a una chica con dos dedos de frente (Nooo, no me refiero a las calvas) que escucha Him te responderá que se dice cuando algo te parece bonito. Claro, eso es muy fácil. Yo también puedo decir que grito “Ñoooooooooo, no tengo pelos en la lengua porque tú no quieres” cuando alguna tía me parece que está buena, pero es algo tan obvio que se descarta. Además no es una explicación válida ya que no se ajusta a todos los casos. Ejemplos:

a) Sujeto A, con un cuerpo que ni Brad Pitt va por la calle. Todas las tías dicen (Entre cuchicheos, porque todas las tías están tan salidas como nosotros aunque lo nieguen) “Uy, está para comérselo” acompañado del obligatorio “jijiji” de las compañeras

b) Sujeto B, más feo que pegarle a dios con un calcetín sudado va por la calle paseando un perro que parece salido de un anuncio de Colhogar. Todas las tías dicen (Acercándose al tipo corriéndose vivas) “Ohhhh, que mono ¿Es tuyo?”.... ¿Es tuyo? ¿¿Es tuyo?? Menuda pregunta. Si yo me acercara a una tía buena y le preguntara “¿Esas tetas son tuyas o las compartes?” me llevaría tal hostia que las mujeres maltratadas sentirían compasión de mí. En cambio ellas lo dicen y se quedan tan panchas, lo que explica que esa frase produce muerte neuronal masiva.

Si se lo preguntas a una mujer abierta (De mente, malpensados) y sincera te dirá que es cuando algo parece infantil... ¿Qué coño tiene de infantil un micropene?

Descartado

Por último, si le preguntas a una mujer inteligente (¡Eh! ¡Esas risas! Aunque parezca mentira las hay... los travelos) te responderá que es cuando algo les parece insignificante, nimio, sin importancia, algo que podrías tener en la palma de tu mano y dominarlo, algo que tenga menos neuronas que ellas (Y eso que las mujeres tienen menos luces que un barco de contrabando), en fin, un niño de 5 años. Esta explicación es válida para todos los casos. Ejemplos:

a) Sujeto A consigue ligarse una tipa expolvoreable. Se baja los calzoncillos y.... “Ohhhhh, que mono”. 9 centímetros, por mucho que lo intentes, no dan placer.

b) Sujeto B está enamorado de una tipa (O de sus tetas) y le dice algo cómo “Cuando estoy contigo mi corazón late más rápido, así que una de dos: O te quiero o me provocas una arritmia cardiaca” y ella, con una sonrisa malvada responde... “Ohhhhh, que mono”. Eso significa “Yo también te quiero, pero sólo cómo amigo”

Ésta es la conclusión a la que llego: Las mujeres usan esa frase cómo método de degradación para el hombre, de forma que los pone a la altura de un niño de 5 años o de un perro con cara triste. Salvo las chicas que ven Operación Triunfo que lo dicen porque son estúpidas.

------------------------------

No hay comentarios: