¡Suscríbete al blog! Todas las canciones de los lunes en tu Spotify

jueves, octubre 02, 2008

Criticando series

Saludos!

El otro día se me ocurrió la idea y... qué coño, este es mi blog y me lo follo cuando quiero. A partir de ahora, cuando termine de verme una temporada de cualquier serie, haré una pequeña crítica de ella en el blog.

Para empezar, las dos últimas que he visto:

Generation Kill: (HBO) Miniserie de 7 partes basada en las vivencias de un reportero que acompañó a las tropas estadounidenses en su entrada a Iraq.

La verdad es que la parte técnica es simplemente fabulosa (como suele ocurrir en la HBO) y el guión en que está basado también es muy bueno. Al ser una miniserie, puedes comprobar casi en tiempo real como van reaccionando los diferentes personajes a la guerra, desde la adrenalítica euforia hasta la preocupante indiferencia. Los diferentes soldados tienen una parte empática muy interesante y el relato es muy objetivo, lo cuál le hace subir enteros.

¿Fallos? Los soldados están todos vestidos igual y a veces es dificil diferenciarlos. Además, si esperas sorpresas, acción a raudales y giros magníficos de guión, puedes olvidarte de ello, ya que es la realidad y nada más. El mayor interés es comprobar cómo cambian las mentalidades de esas personas y cómo van habituándose (o no) a la violencia.

En definitiva, una serie muy recomendable para todos aquellos amantes de la HBO.

Dirty Sexy Money - Season 1: (ABC) La familia más rica de New York acaba de perder a su abogado de confianza en un accidente de avión. El hijo del abogado, que odia a la familia por convertir su infancia en un infierno, entra a trabajar con la familia para investigar la muerte de su padre.

La serie tiene una muy buena premisa y buenos actores para llevarla a cabo. La labor de producción es realmente impresionante y se nota que han tirado la casa por la ventana con esta serie. Pero el guión no es todo lo bueno que debería. La serie toca unos temas muy dramáticos, pero el tono de la serie se vuelve banal y llega a ser incluso incómodo la ligereza con la que se toman algunas cosas. Muchas salidas de tono, tramas que desaparecen y otras tramas que aparecen de la nada. Hay problemas graves en la narración, decisiones inexplicables de personajes, secuencias inútiles y desarrollo algo errático.

Encima, Peter Krause (el prota) realiza un papel digno del propio Keanu Reeves y te obliga a contemplar, impotente, como no gesticula nada ante escenas que deberían explicarse con una sola mirada (y que no utilizan texto para apoyar, lo que hace más confuso todo). Donald Sutherland, en cambio, realiza un trabajo genial y el resto de actores tienen sus más y sus menos, pero funcionan...

Creo que esta serie se vio muy afectada por la huelga de guionistas, cosa que se ve claramente en su corta duración (únicamente 10 episodios) y en la rápida (e incoherente) sucesión de eventos en los últimos capítulos. Probablemente mejore con la segunda temporada, pero dudo que le de una oportunidad...

Y nada más, ahora estoy viendo Mad Men y la verdad es que me está gustando mucho. Ya os hablaré de ella cuando termine la temporada.

Taluego!

2 comentarios:

[Oth] dijo...

Yo eso no lo he visto... de hecho ni lo conocía jeje.
Pero tiene buena pinta.
¿Por cierto, como anda el proyecto Sheppton? Yo ahora tengo unas 4 horitas libres al dia, mientras no me surja ninguna cosa rara, así que pa lo que quieras, aqui ando.

Álvaro Loman dijo...

Oth: ¿Cuál no habías visto? ¿Dirty Sexy Money o Generation Kill?

Cuatro va a emitir la miniserie en breve, por si te interesa...